À bout de souffle.

Patricia: Hay algo en ti que me gusta pero no sé que es… Me gustaría que fuésemos como Romeo y Julieta.

Michel: ¡Eso es de niñas!

Patricia: ¿Ves? En el coche dijiste que no podías vivir sin mí. ¡Pero sí puedes!. Romeo no podía vivir sin Julieta, pero tú sí.

Michel: No, no puedo vivir sin ti.

Patricia: ¡Eso es de niños!

Michel: Sonríeme, cuento hasta ocho. Si hasta entonces no has sonreído, te estrangulo. Dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete. Siete y medio. Siete y tres cuartos… eres una cobarde, ¿lo sabes?

Patricia: Hoy no tengo ganas de jugar.

Michel: Una pena, eres cobarde.

Patricia: ¿Por qué dices eso?

Michel: ¡Me enervas!

Patricia: Y tú. Pero no soy cobarde. ¿Cómo sabes que tengo miedo?

Michel: Una mujer que dice que todo va bien y no puede encender un cigarrillo, tiene miedo de algo. No sé de qué, pero tiene miedo.

A_bout_de_souffle06

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s